Bailarín trujillano, Jimmy Shimizu, dejó todo en Rojo, Fama Contrafama

fotoJImmyTrujillo.- Escuchar a Cristian Rivero revelar el nombre de Karen Tokashiki como ganadora de la categoría baile del programa Rojo, fama contrafama, fue una gran pena para gran cantidad de público que le brindó su apoyo incondicional al bailarín trujillano Jimmy Shimizu a quien habían coronado como su favorito. Sin embargo, la esperanza se vuelve más fuerte que la tristeza cuando se reconoce el gran talento de este joven trujillano que ha dado un gran paso en el difícil ambiente artístico.

Jaime García Shimizu, conocido como Jimmy fue renaciendo desde el inicio de su participación en este reality de talentos, convirtiéndolo en gran favorito, además de obtener las mejores críticas del jurado.

La Industria estuvo a su lado en la emotiva gran final de Rojo, fama contrafama, “Tengo sentimientos encontrados, estoy feliz de haber llegado hasta aquí, siempre quise que la final sea entre Karen y yo. La decisión final pasaba por el público y así se dio”, aseguró el talentoso bailarín que vivió su primera experiencia concursando en televisión.

Jimmy llegó a Lima el año pasado para afianzar su carrera como coreógrafo profesional en el programa Yo soy. “Me fue bien, pero quería dedicarme un poco más a bailar, así que dejé el trabajo, surgió la posibilidad de participar en Rojo y no lo dudé, incluso dejé a puertas un viaje a Japón, para ir a visitar a mi mamá”, cuenta.

Viajar y bailar
El trujillano fue criado por sus abuelos maternos, pero cuenta con el gran aliento de su progenitora, que desde el otro lado del mundo lo apoya incondicionalmente. “Le prometí a mi mamá que iría cuando termine el concurso, así que este año me voy de todas formas a verla”, afirma Jimmy que concretará distintos proyectos que tiene por distintas partes del mundo.

“Hay propuestas por realizar, tengo amigas tanto en Argentina, como en Las Vegas y México que están en algunas compañías de baile que me han pedido que vaya, así que este año me dedicaré a viajar y bailar, creo que ya es el momento de dar el siguiente paso, tengo aún mucho camino por recorrer”, manifestó.

La música estuvo ligada a Jimmy hasta los 15 años, cuando se decidió por la danza, teniendo la oposición de su abuelo, quien luego de verlo bailar, le brindó el apoyo que necesitaba para seguir creciendo.

“A escondidas me iba a mis clases, hasta que me vio bailar y le gustó, se dio cuenta que era lo mío”, comentó.

“Se lo debo a Trujillo”
Si hay una virtud que tiene muy marcada Jimmy es la gratitud, pues reconoce a Trujillo como la base de todo lo aprendido. “Todo lo que aprendí fue gracias a mi escuela en Trujillo, es mi base. Estudié con Paul Barboza que es un profesor de danza folclórica internacional, de ahí seguí con danza clásica y en la compañía de ballet con Luis Alberto y luego formé mi propio grupo”.

Los programas concursos ha llevado a que Frecuencia Latina le ofrezca trabajo en una próxima producción infantil. “He aceptado por corto tiempo, ya que luego emprenderé viaje, por mientras daré lo mejor de mí”, asegura Jimmy, quien tiene entre sus planes, reanudar sus estudios de Administración de empresas en la Upao. (La Industria)

Entradas relacionadas