El Arzobispo Metropolitano de Trujillo envía agradecimientos

Trujillo.- El Arzobispo Metropolitano de Trujillo, Mons. Héctor Miguel Cabrejos Vidarte, O.F.M., desea testimoniar su reconocido agradecimiento a todas las personas e instituciones que han manifestado su solidaridad y cercanía con la Iglesia Arquidiocesana de Trujillo y en particular con nuestro Seminario Mayor de San Carlos y San Marcelo, luego de la irreparable pérdida de un sacerdote y tres seminaristas, como consecuencia de los sucesos del pasado 27 de Febrero.

Reiterar nuestra fidelidad y gratitud al Santo Padre Francisco, quien nos hizo llegar su bendición apostólica en estos momentos de dolor. La cercanía del Pastor Universal en esta dura prueba nos reconforta y anima a renovar nuestra confianza en el Señor Jesucristo que ha vencido a la muerte con su Resurrección.

Reconocer los nobles gestos de los Eminentísimos Cardenales, de muchos Obispos del Perú y del extranjero, lo mismo que de las comunidades religiosas, sacerdotes, movimientos apostólicos, parroquias, diferentes instituciones eclesiásticas y civiles y de numerosos fieles que han hecho llegar de manera escrita o presencial sus condolencias, su disponibilidad y su compromiso de oración para ayudarnos a afrontar desde el corazón de Dios estos dolorosos momentos.

Renovar nuestra cercanía a los padres, hermanos, familiares y conocidos de nuestros siempre recordados Pbro. Dr. Marco Antonio Dávila Montalvo y seminaristas Luis Enrique Chilcón López, Santos Guillermo Plasencia Chávez y D.F.P.V. Tenemos la seguridad que ellos están en la luz de Dios y que nos ayudarán a permanecer firmes en la fe.

Pido al Buen Padre Dios y a nuestra Madre Santísima que recompensen con abundantes bendiciones cada uno de los gestos de solidaridad que hemos recibido y que la partida de estos hermanos sea ocasión para que el Señor nos regale una nueva primavera de vocaciones sacerdotales al servicio de la Iglesia.

Entradas relacionadas