Las principales vías de la ciudad lucen llenas de lodo y tierra

Trujillo.- Las calles de la ciudad de Trujillo lucen llenas de lodo y tierra, debido a la caída ayer de un nuevo huaico, el séptimo registrado en los últimos días.  Las avenidas principales, como España y San Martín, se ven grandes charcos, piedras y restos de árboles.

Los vecinos y comerciantes han colocado enormes muros de contención -de casi metro y medio de alto- por temor a más inundaciones. Además, en los buzones de desagüe han puesto grandes troncos para evitar que los transeúntes caigan en un descuido.

Camionetas con personal de Defensa Civil y el Serenazgo, recorrierion la ciudad advirtiendo a la población a que se retire de los lugares por donde pasa el huaico. La población trata de poner algunas defensas en las puertas de las viviendas y locales comerciales para evitar mayores daños por el ingreso de agua.

Entradas relacionadas